El CAH entrega créditos para que cliente con discapacidad continué creciendo con su negocio.

Pese a que la adversidad tocó su vida y la de su familia, restándole algunas capacidades, Julián Sánchez Sanabria, decidió hacerle frente e iniciar su propia empresa, gracias a créditos que recibió a través del Crédito Agrícola de Habilitación (CAH) de la ciudad de Caaguazu.

Julián Sánchez, 49 años, casado, 4 hijos, tiene discapacidad motriz, vive en la fracción Ybyraty, ciudad de Caaguazu, capital de la madera. Julián hace 5 años se dedica a la compra venta de artículos de madera, negocio que le había heredado su padre al cual recuerda como un emprendedor que lucho por su familia. Menciono que el mismo realiza la venta casa por casa con una silla de ruedas especialmente adaptada por él, señalo que también las ventas las realiza a través de su cuenta en las redes sociales. Vende silla, sillones, mesitas de todo tipo, perezosa, roperitos, butacas, casitas para perros y pedidos en general.

Don Julián, recibió en la fecha su segundo desembolso para el rubro de artesanía en madera, que le servirá para seguir desarrollando su negocio.

La iniciativa del CAH, que apoya la inserción laboral de las personas con discapacidad, logró igualmente contar dentro de sus funcionarios con Edgar Ojeda López quien fue nombrado como funcionario en el marco de la Ley 2479/04 y fue el encargado de realizar la formalización del desembolsó a Julián Sánchez.
Para pedidos pueden comunicarse con Don Julián al 0984285508.